El titular de Aguas del Norte, Ignacio Jarsún, recibió hoy al intendente de Cafayate, Fernando Almeda, luego de que ayer se firmara el documento por el que se pone en marcha la obra de construcción de la Planta Depuradora y Colectora Máxima de Cafayate, infraestructura que permitirá alcanzar una cobertura del servicio cloacal para el 100% de los vecinos de la localidad vallista, con una proyección de más de 20 años. 

Los trabajos incluirán la instalación de una colectora máxima de PEAD de 600 mm, que se extenderá por 4.300 metros desde la planta actual (donde se unifican las colectoras existentes) hasta el terreno de la nueva planta depuradora. Dicha planta utilizará un sistema de tratamiento convencional que combina reactores UASB (reactor anaeróbico de flujo ascendente) con barros activados. Estas estructuras estarán diseñadas para manejar un flujo máximo de 14,50 l/s. Además, se contará con un área destinada al tratamiento y disposición de los lodos.

El Gobierno nacional había declarado fracasado el proceso licitatorio en marzo de 2019; pero a partir de las gestiones del gobernador Gustavo Sáenz ante el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), se avanzó con el proceso y hoy se pone en marcha su construcción. 

La planta depuradora y la colectora máxima estarán ubicadas en el sector noroeste de la ciudad, sobre la margen izquierda del río Chuscha, a pocos kilómetros de la planta depuradora existente.

La construcción de la planta depuradora y colectora máxima en Cafayate demandará una inversión de $ 2.575.529.658,82 y se estima un plazo de ejecución de 12 meses para su realización, obra que será financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante el encuentro, Jarsún y Almeda abordaron además aspectos vinculados a las diferentes obras y trabajos que Aguas del Norte ejecuta y proyecta en la localidad vallista para optimizar el servicio de agua.

 

 

La planta depuradora y la colectora máxima estarán ubicadas en el sector noroeste de la ciudad, sobre la margen izquierda del río Chuscha, a pocos kilómetros de la planta depuradora existente.

La construcción de la planta depuradora y colectora máxima en Cafayate demandará una inversión de $ 2.575.529.658,82 y se estima un plazo de ejecución de 12 meses para su realización, obra que será financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante el encuentro, Jarsún y Almeda abordaron además aspectos vinculados a las diferentes obras y trabajos que Aguas del Norte ejecuta y proyecta en la localidad vallista para optimizar el servicio de agua.

GOBIERNO DE SALTA