El artista la ciudad de La Banda, Santiago Gómez Meriaglio, realizó
el retrato de Fernando Báez Sosa que llegará a las manos de sus padres, por pedido de una clienta anónima. En tanto, el retratista comentó: “La verdad fue muy emotivo para mí, en parte fue triste hacerlo, fue al otro día del veredicto fi nal que se efectuó, ya que escuché las palabras de la mamá que me comentó que por más condenas que se aplique no se lo van devolver a su hijo”, remarcó y que los colores que usó quiso representar la esperanza con un futuro reencuentro.
Además, dijo que este fallo es para evitar la violencia en cualquiera de sus versiones. 

Reflexiones de un artista 

«Fernando tenía 18 años cuando murió y yo tengo 24 años ahora. Nos toca de cerca a todos la juventud. Pero eso no empieza a la salida de un boliche, creo que eso empieza de cuando uno es chico, cuando se ve que se le hace bullying a otra persona, donde se la critica a otra persona, en la escuela o en cualquier lugar, cosas que hacen sentir mal y eso se ve mucho en las escuelas y eso es un puntapié que para que pasen otras cosas peores y si cuando uno es chico y no se frena eso, después a futuro pasan este tipo de cosas. Corregir desde los padres o profesores diciendo que eso no está bien, de estar atento a esas cosas y no dejarlo pasar por alto. Porque estas son las desgracias y los resultados que puedan pasar si no se frena esa violencia», reflexionó Santiago. 

El arte que salva 

 

Nuevo Diario de Santiago Del Estero