El diputado provincial de Salta por Rosario de la Frontera, Gustavo Orozco, quien cuenta con más de treinta causas en su contra, parece estar cerca de sumar una más. Hace casi una semana su ex esposa denunció en Facebook que Orozco continuaba hostigándola. Por tal denuncia intervino la Secretaría de Violencia de Género, pidiendole al Concejo Deliberante de Rosario de la Frontera que se pronuncie en contra de los actos misóginos del diputado. Pero al parecer Orozco siguió acosando a su ex esposa y hace unas horas la mujer volvió a expresar su hartazgo por el hostigamiento del funcionario y amenazó con denunciarlo.

Gustavo Orozco ya fue denunciado en 2020 por la victima por un episodio de violencia de género. En aquel momento le dictaron una restricción de acercamiento a Metán, donde residía la mujer, sin embargo, el diputado por Rosario de la Frontera violó la medida y se compró un drugstore a sesenta metros de la casa de la mujer. Ante eso, le prohibieron el ingreso total a Metán, pero más tarde logró volver a su impunidad y su ex esposa al constante acoso que continúa sufriendo tres años más tarde.

Cuando la semana pasada la ex mujer de Gustavo Orozco apuntó contra el por primera vez y los medios y organismos se hicieron eco de ello, el actual diputado respondió mediante un posteo “no respetan la vida privada y tratan de ensuciar el trabajo honesto que hago hace años”, dando a entender que la violencia de género es una cuestión que se debe quedar en casa y bajo la alfombra.

Anoche, su ex esposa volvió a escracharlo ya que parece que Orozco no comprende lo que es no y continúa hostigándola. La mujer le advirtió que si no frena lo denunciará. En Facebook escribió “Gustavo Orozco, a tu posteo de victima te digo: no hay denuncia porque decidí no hacerla, pero te estas comprando todos los números. No te entrometas más en mi vida porque te saco la careta”, apuntó. La ex esposa del diputado señaló que se separó por la infidelidad de este y le exigió que deje de acosarla. Asimismo, la mujer le recriminó que, si el no siente vergüenza, ella y su hija, menor de edad, si lo hacen.

Por último y ya sin paciencia, cansada del aparente acoso constante de su ex marido, amenazó con denunciarlo, y escribió “te frenas de una vez o terminarás en tribunales, y cada escrache va a ser peor”. Al parecer Gustavo Orozco acumuló tantas causas y denuncias que hace rato le perdió el temor a la justicia, su ex pareja es testigo y víctima de eso, por eso resignada de la justicia, elige exponerlo, esperando que la condena social lo atemorice más que enfrentar una causa.